"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









sábado, 30 de agosto de 2014

ENRIQUE VILA-MATAS

 Enrique Vila-Matas  Premio Formentor de las Letras 2014


El escritor Enrique Vila-Matas recibirá, este sábado a partir de las 19.30 horas en el hotel Barceló Formentor, el Premio Formentor de las Letras 2014 en reconocimiento al conjunto de su obra literaria.

Este galardón está patrocinado por los propietarios del hotel Barceló Formentor, la familia Barceló, y la familia Buadas y se convoca para reconocer el conjunto de la obra narrativa de los escritores cuya trayectoria prolonga la gran tradición literaria europea.

Así, el principal objetivo del premio es contribuir a consolidar la posición de los autores que han sabido mantener su esencia literaria, según han informado mediante un comunicado desde la organización.

Cabe destacar que el Premio Formentor se recuperó en 2011, con motivo de su 50 aniversario, y en sus tres recientes ediciones se concedió a:

Carlos Fuentes (2011)
Juan Goytisolo (2012) 
Javier Marías (2013).
EUROPA PRESS .PALMA DE MALLORCA.







miércoles, 27 de agosto de 2014

PURO TEATRO

Lo que tiene apariencia de corriente, en ocasiones, es extraordinario:
El que tres chicas con situaciones personales muy diferentes lleguen a encontrar un hueco para poder ir juntas al teatro y no una vez, sino dos, es una  auténtica proeza, proeza que  pudo hacerse realidad gracias a que la acompañaron  amables gestos:
El que a la más ágil con las tecnologías, se le ocurra crear un grupo de whatsapp: “Un mundo nos espera” con una foto  de la que sólo ella entiende su porqué, ayuda.
El que a las tres nos gusta  charlar un poco tomando un montadito antes de la función para ponernos al día  de lo acontecido después de la última vez, motiva.
El que a las tres nos guste el teatro, aunque no tengamos  exactamente los mismos gustos,  cautiva.
El que las tres sepamos ver las cosas más tirando a blanco, aunque sea roto que tirando a gris marengo, hace que las obras tengan siempre su cuota de redención. 


Pues bien esto ocurrió, en primer lugar, con Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores,(1935) de Federico García Lorca, en la que esta tragedia lorquiana plantea  de nuevo la desdicha vital de una mujer. Rosita cree, de muy buena fe, en la palabra dada por su novio, su primo, de que volverá de Argentina para casarse. Ella lo espera entusiasmada  y va realizando todos los reparativos con mucha ilusión. Van pasando los años pero él no regresa, su primo no cumple su promesa, y sin embargo, Rosita sigue acerrándose a la idea de que volverá,  y no se decide a poner remedio a su soltería,  a lo que el futuro le reserva: la soledad de una mujer soltera y sus múltiples complicaciones, al no aceptar a otros pretendientes.


La segunda ocasión fue con El juego del amor y del azar (1730), una  comédie de sentiments del dramaturgo francés Pierre de Marivaux. Esta comedia, escrita en  prosa,  es la más representada en Francia y en el extranjero de este autor, que ha quedado un poco relejado en la Historia de la Literatura, porque fue eclipsado por  las tres grandes figuras del teatro francés: Molière, Corneille y Racine.
El juego del amor y del azar presenta a Silvia, una joven cuyo padre ha concertado su matrimonio con el hijo de unos amigos. En aquella época en la que las jóvenes poco o nada tenían que decir de la decisión tomada por sus padres sobre con quién se casaban, Marivaux hace gala  de una sensibilidad hacia este tipo de asuntos al dar un toque de modernidad a la obra y  retratar a Orgon como un padre muy considerado, que accede a la petición de su hija Silvia de hacerse pasar por la criada para observar y así conocer mejor a su pretendiente, Dorante, que pasará unos días de visita en su casa. La situación se irá enredando poco a poco hasta presentar situaciones muy cómicas, sobre todo y fiel al género, con las intervenciones de los criados de ambos pretendientes y porque lo que no sabe Silvia es que Dorante ha tenido la misma idea.

Sobre Doña Rosita,  me había dicho una compañera de trabajo que le parecía que le faltaba un poco de fuerza dramática, lo que me sorprendió porque, si algo tienen las tragedias de Lorca, es precisamente fuerza dramática y sin embargo, tenía razón; no sé cómo el director escatimó empeño en hacer surgir esta peculiaridad tan propia del teatro de Lorca.

En El juego del amor y del azar ocurrió  lo contrario. El director resaltó todo lo mejor de esta pieza de Marivaux, metiendo al público en el embrollo, a pesar de que si lo comparamos con las comedias de enredo del Siglo de Oro, Marivaux optó  por un desenlace más largo, tal vez un poco demasiado largo. 

sábado, 23 de agosto de 2014

RAFAEL CHIRBES

Esta novela tenía prevista leerla en Semana Santa, pero hasta ahora no he encontrado el tiempo que creí que  tenía que dedicarle. Cuando la elegí, había un señor haciendo  también cola en la caja, que me dijo que le había gustado, pero que “había mucho Comunidad Valencia”;  Lo que me dejó un poco desconcertada , no supe cómo interpretarlo porque, En la orilla ha conseguido algo muy difícil de lograr: aunar alabanzas de crítica y lectores. Está buena acogida ha sido refrendada, por ejemplo, con  el Premio de la Crítica,  puesto que, para muchos, Chirbes con En la orilla, está a la altura de los más grandes escritores realistas: Balzac, Víctor Hugo, Dickens, o de Faulkner,…. Este halago se vuelve de mayor importancia si se tiene en cuenta que él sigue fiel a su propio estilo, muy alejado de las modas y de las apetencias editoriales.
En la orilla, se desarrolla en torno al marjal de Olba,  humedal donde no solo viven diferentes especies de flora y de fauna sino que, desde siempre, ha ido incubando un microcosmos particular que sirve de desahogo a aquellos que tienen algo que esconder o hacer desaparecer. Con algo de este tipo comienza esta novela densa, de lectura lenta, en la que Rafael Chirbes desgrana, por un lado, los estragos que la crisis está produciendo de forma colectiva y general y por otro, los que causa  a los individuos concretos. Y así, poco a poco, pero de  manera  acre e incisiva, va ir planeando y poniendo rostros y nombres propios a las personas que van a sufrir los destrozos originados por aquellos que no han sabido poner freno a la codicia, a la avaricia y que, a la vez, han sido víctimas, de los que tenían un ansia desorbitado y ningún escrúpulo y solo querían ganar dinero, sin importarles quién se quedara por el camino. Toda una espiral.Con este perfil ambivalente aparece Esteban, que ha tenido que cerrar la carpintería familiar que había funcionado muy bien durante años y dejar en la calle a sus empleados, por 'montarse' al tren de la ambición. Él, que es ya mayor y sólo se ocupa de cuidar a su padre enfermo, refresca su pasado más remoto, pero también el más cercano, exento de cualquier atisbo de amor o cariño. Esteban está  triste y pesaroso por sentir  el peso del fracaso sobre sus espaldas a una edad en la que él cree, que es difícil rectificar.
En la orilla, es una novela poco amable, agria, de las que tienes que parpadear porque de sus líneas manan reflejos cegadores de la realidad que nos envuelve.


En la Orilla.
Rafael Chirbes.
Anagrama, 2013.
440 páginas.


lunes, 18 de agosto de 2014

EVELYN WAUGH

La languidez de la juventud, única y quintaesenciada… ¡Qué pronto se pierde para siempre! Todos los demás atributos tradicionales de la juventud: el entusiasmo, los afectos generosos, las ilusiones, la desesperación –todos menos ése- aparecen y desaparecen a lo largo de la vida. Forman parte de la vida misma. Pero la languidez, la relajación de los músculos todavía no agotados, la mente que busca la soledad y se entrega a la introspección, sólo pertenecen a la juventud y con ella mueren. Es posible que en las mansiones del Limbo los héroes disfruten compensaciones semejantes por haber perdido la Visión Beatífica; también es posible que dicha Visión tenga cierta afinidad remota con esa experiencia terrenal. Yo, por mi parte, creí estar muy cerca del Paraíso durante aquellos lánguidos días que pasé en Brideshead"

                                    Evelyn Waugh, Retorno a Brideshead.



** Normalmente, dejo en Le coin des archives textos o citas que encuentro y que me recuerdan momentos o situaciones compartidas con personas que me resultan entrañables por una o varias razones. Sin embargo hoy, voy a incluir un texto que me ha mandado Núria. A veces, coincides con personas  con las que compartes aficiones, gustos, lecturas, " símiles y otros menesteres"  y de las que recibes tanto como das. 



lunes, 11 de agosto de 2014

AU BOUT DU CONTE - UN CUENTO FRANCÉS

Au bout du conte está dirigido, escrito e interpretado por Agnès Jaooui y es una película difícil de resumir porque, sí, la película  es un intento de hacer un cuento de hadas, de príncipes azules modernos. Es un poco, como que la directora hubiera ideado tomar los cuentos de Perrault y poblarlos de personajes de la actualidad para darles un brillo de irónica que trastoca a todos aquellos que pretender ver en la película pinceladas de 'nuestra' realidad cotidiana, por más que los personajes que aparecen en la cinta sean reales. La película es vital, los personajes - que son bastantes- van y vienen, se producen malentendidos, sus vidas se separan,  luego se vuelven a cruzar; se desvelan secretos y angustias.
Todos llevan consigo sus sueños, sus ilusiones, sus miedos, sus desengaños. Pero no hay que olvidar que, en los cuentos, las cosas se arreglan, aunque, en este, sea de una forma un poco diferente: hay momentos en los que se dan muchas vueltas. Pero claro, el contexto narrativo es diferente, aunque aquí también las hadas jueguen su juego y esto, a menudo, hace sonreír más que reír, y como para acabarlo de redondear, la autora tampoco descuida los toques de tildes moralistas, justamente como en los cuentos. 
Esta película fui a verla porque Isabel mandó un 'correo circulatorio',  y como Isabel está siempre a la última pues... Nos apuntamos los que pudimos: encantadoras caras de siempre, simpáticas caras nuevas. El cine lleno a rebosar. No pudimos elegir, los asientos fueron muy de lado, de los poco considerados con los cuellos delicados. A algunos no les gustó mucho, yo salí con  sensaciones variopintas. Creo que es una pelí, peculiar, e igual que en los cuentos, no siempre se entiende todo el mensaje, pero es que... son cuentos.

Au bout du conte / Un cuento francés.
Director: Agnès Jaoui
Reparto: Agathe Bonitzer, Agnès Jaoui, Arthur Dupont, Jean-Pierre Bacri, Benjamin Biolay, Dominique Valadié, Valérie Crouzet, Beatrice Rosen, Didier Sandre, Laurent Poitrenaux, Nina Meurisse, Clément Roussier, Serena Legeais, Bonny Durand, Candela Cottis
Francia. 2013.
Duración: 107 min. 
*Palmarés: 
 Festival de  Cine de Valladolid, Seminci 2013: Mejor guión.

jueves, 7 de agosto de 2014

MILENA AGUS II




" Nadie ama de verdad y quien ama no ama desinteresadamente."




MILENA AGUS.
La imperfección del amor.
ALFAGUARA.2010.
Páginas: 120.
 
 
 
 
 

La contessa di ricotta.
Editorial: Nottetempo. 2009.
Páginas: 128.



VIOLETTE


Martin Provost, con Violette, rescata del ostracismo y rinde homenaje a Violette Leduc, interesante y sin embargo, olvidada,  escritora francesa del siglo XX. Violette comprende veintidós años (1942-1964) de la vida de esta autora  a quien Provost, con cierto gusto,nos va presentando a lo largo de más de dos horas.  El realizador pone énfasis en hacer llegar a los espectadores, con la  mayor naturalidad posible, el alma de esta mujer, frecuentemente  enamorada y casi siempre desilusionada.
Violette,  psicológicamente frágil, decide seguir los consejos del escritor  Maurice Sachs y comienza a contar los recuerdos de su infancia, que desde siempre fueron una fuente de sufrimiento para esta mujer que culpabiliza de sus penas a su madre por haberla convertido en una bastarda.
De esta manera, descubre en la escritura el mejor remedio para no perder la razón, encauzar  sus deseos de ser amada: por su madre, por los hombres, por las mujeres y después por sus lectores, así como sus ansias de independencia.
Violette va a entregar sus manuscritos a Simone De Beauvoir con quien entabla una amistad, no siempre fácil, que durará toda su vida, será ésta quien la anima a seguir escribiendo, puesto que descubre en ella a una escritora de prosa muy personal  y dotada de talento para la literatura, por lo que  pone todo su empeño en conseguir que Violette publique sus obras, pero hará falta tiempo y mucha energía para conseguirlo y sobre todo, para sobrellevar las escenas y los desalientos de su protegida.
El éxito le llega en 1964 con la publicación de La Bâtarde, que hubiera ganado el prestigioso premio Goncourt si no hubiera sido porque algunos de los miembros del jurado lo consideraron escandaloso.
De esta película, hay que destacar las excelentes interpretaciones de las dos protagonistas femeninas: Emmanuelle Devos, que representa a la perfección la compleja personalidad de Violette y de Sandrine Kiberlain en el papel de la serenísima Simone De Beauvoir;  así como  las del resto de los compañeros de reparto.
La película que se hace un poco larga, por momentos, me recordó al poco de empezar, no solo por la temática, sino también por el tono en el que está narrada, a Séraphine que obtuvo siete Césars en la edición de 2008. A la salida, me enteré que era el mismo director.

VIOLETTE

Dirigida:  Martin Provost.
Reparto: Emmanuelle Devos, Sandrine Kiberlain, Catherine Hiegel, Olivier Gourmet, Olivier Py, Jacques Bonaffe, Nathalie Richard, Stanley Weber, Fabrizio Rongione.
País:  Francia, Bélgica. 2h19min.
Estreno:   6 novembre 2013. 



martes, 5 de agosto de 2014

GRAEME SIMSION

Hace ya unos meses que leí “Proyecto esposa” (The Rosie Project). Lo elegí porque sigo buscando autores que no sean norteamericanos y que no conozca. De Graeme Simsion no había oído hablar, ni siquiera me sonaba su nombre y aunque el título del libro parecía un poco simple, decidí leérmelo y la verdad es que me gustó mucho y no solo porque tienen momentos divertidos, sino por la manera como el autor trata a su protagonista, Don Tillman.
Don es un joven científico superdotado (es un genio de la genética), muy organizado, obsesivo, muy directo y disciplinado, pero de escasas habilidades sociales, por lo que no logra encontrar pareja. Hasta entonces, había recurrido a lo que él llama métodos convencionales, pero ninguno le había dado el resultado esperado. Pero como su decisión de encontrar a su media naranja no decae, más bien al contrario, decide meterse de lleno en su “Wife Project", en buscar su mujer perfecta,  para lo que, y como buen científico que es, elabora un cuestionario de 16 páginas, una pila de preguntas, que van desde las más convencional: si fuma, si bebe, si es puntual, si hace deporte, si es vegetariana; hasta otras que no lo son tanto: si le gusta el helado de albaricoque, o si come riñones, por ejemplo.
Para llevar a buen término su Proyecto  Esposa cuenta con la ayuda de sus dos únicos amigos Claudia y Gene, un matrimonio de psicólogos a los que se permite pedir ayuda a cualquier hora y en cualquier momento.
Como Don es consciente de que sus horas de dedicación a la ciencia le han restado tiempo para otro tipo de aprendizajes y como quiere mitigar este tipo de deficiencias, recurre, de una manera totalmente aséptica, a los libros, a Internet o a las películas para lograr tener amplios conocimientos de temas varios:  sobre posturas sexuales, sobre cómo hacer cocktails o sobre los bailes de salón. Esta manera de resolver sus carencias le convierten en alguien un poco cómico; se toma las cosas al pie de la letra sin discernir el tono irónico de las situaciones. Sin embargo, él se esfuerza en buscar puntos de conexión con la realidad, una realidad, que vista a través de sus ojos naïfs, se manifiesta poco menos que desconcertante.
Embarcado en semejante aventura  y de forma totalmente casual, se encuentra con  Rosie Jarman, una joven  “normal” y  por lo tanto, una candidata inadecuada. Don, a pesar de que sabe que no encaja con la mujer de su cuestionario, decide ayudarla a buscar a su padre biológico. A partir de ese momento, le ocurren un montón de cosas con las que no contaba.
El tema de Proyecto Esposa no es original ni mucho menos, pero sí que tiene algunos aspectos que le hacen menos convencional; destacaría el hecho de que el protagonista sea un hombre y que la historia esté contada desde el ángulo masculino.
Proyecto Esposa un libro entretenido, simpático, agradable, una historia amena que ya va por su segunda edición- que yo sepa- y del que se anuncia su adaptación cinematográfica.

Proyecto esposa.
320 páginas.
Salamandra, octubre 2013.
The Rosie Project.


**Graeme Simsion es neocelandés.



domingo, 3 de agosto de 2014

BALDOMERO FERNÁNDEZ MORENO

  
 Baldomero Fernández Moreno 
(San Telmo, Buenos Aires, Argentina, 1886 −1950) 


   RESUMEN    

Si el destino te dio mujer virtuosa,
hijos innumerables y lozanos,
piensa, mortal, que tienes en las manos
la parte de la vida más sabrosa.

Trabaja, vuelve a trabajar, reposa,
para ti será el sol de los veranos,
el dulce fuego en los inviernos canos,                  
el valle verde y la ribera rosa.      

                                                                      
Gózate largamente en su presencia,
su picardía gusta o su inocencia,
mira que todo como nube pasa.        


Juega con ellos de los leves talles...       
No se encuentra la dicha por las calles:
si en algún lado está, será en tu casa.



Baldomero Fernández Moreno,  El hogar en el campo. (1923)